5 hábitos que dañan la piel ¡Infórmate!

hábitos que dañan la piel

Las arrugas, la piel deshidratada, o la piel grasa, pueden tener su origen en hábitos como una mala alimentación o un estilo de vida sedentario. Estos son algunos de los malos hábitos que dañan la piel, provocando que esta se deteriore, pierda belleza y elasticidad.

Desde Laboratorios Kapyderm os dejamos 5 hábitos que no deberías realizar si quieres tener una piel joven y bonita.

5 hábitos que dañan la piel

¡No fumes!

El tabaco destruye el colágeno, acelerando el envejecimiento, afectando a nuestra piel de manera directa. ¡El tabaquismo es una de las principales causas del envejecimiento prematuro de la piel!

¡El tabaquismo es una de las principales causas del envejecimiento prematuro de la piel! Clic para tuitear

Entre las alteraciones que el hecho de fumar tabaco provoca en nuestra piel, se encuentran: la aparición de arrugas prematuras, pérdida del brillo natural de la piel, y pérdida de la elasticidad entre otras.

hábitos que dañan la piel

El estrés, nuestro peor enemigo

Nuestra piel es vulnerable a los estados de ánimos. Sufrir de estrés de manera continua, provoca un envejecimiento prematuro de la piel.

Además, el estrés puede provocar en nuestra piel el agravamiento de problemas relacionados con el acné, la psoriasis, o la aparición de la dermatitis atópica.

hábitos que dañan la piel

Exponerse al sol

El sol es imprescindible en nuestra vida, pero en pequeñas dosis sabe mucho mejor. Tomar el sol de forma continua y sin protección es uno de los hábitos que dañan la piel de forma más perjudicial.

Los efectos de las radiaciones son acumulativos. En consecuencia, nuestra piel se vaya deteriorando con el paso del tiempo, acelerando su envejecimiento.

Las arrugas y las manchas solares son las principales consecuencias de tomar el sol de manera excesiva.

hábitos que dañan la piel

Lavar la cara con agua caliente

Tenemos que tener en cuenta que la piel de nuestro rostro posee aceites naturales que sirven como nutrientes y protectores. Lavarse el rostro diariamente con agua excesivamente caliente, provoca que la piel vaya perdiendo estos aceites naturales, haciendo que la piel se reseque.

Para los que no les guste lavarse la cara con agua fría, una buena alternativa es recurrir al agua tibia.

hábitos que dañan la piel

¡Muévete!

¡Deja atrás la vida sedentaria y comienza a moverte! Hacer ejercicio mejora nuestra salud en general, y con ello el estado de nuestra piel.

Hacer ejercicio mejora nuestra salud en general, y con ello el estado de nuestra piel. Clic para tuitear

En definitiva, cuando hacemos ejercicio nuestros vasos sanguíneos se dilatan, mejorando la circulación de la sangre. Por lo tanto, nuestra piel gane luminosidad y elasticidad.

 

Vía: Departamento Dermotricológico de Laboratorios Kapyderm 

No existen comentarios aún

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X