Menopausia, el sofoco femenino

menopausia

¡Hoy os dejamos unos de los posts más esperados! Hablamos sobre la menopausia, sus síntomas y cómo cuidarse.

¿Qué es la menopausia?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la menopausia es “el cese permanente de la menstruación, determinado de manera retrospectiva, después de 12 meses consecutivos, de amenorrea, sin causas patológicas”

En otras palabras, se puede decir que la menopausia es un periodo de transición que afecta a toda mujer y que normalmente va acompañado de una serie de cambios físicos y emocionales.

La premenopausia

Antes de entrar en la etapa de la menopausia, las mujeres comienzan a experimentar una serie de cambios. Normalmente, estos cambios comienzan entre unos 4-6 años antes de que la menstruación se retire completamente.

En la mayoría de las mujeres la llamada premenopausia comienza entre los 45-47 años. Es a los 51-52 años cuando la menstruación deja de formar parte del mes a mes de las mujeres.

Antes de hablaros sobre los síntomas, tenemos que deciros que existe alrededor de un 15% de las mujeres que no notan ningún cambio destacable antes de la menopausia.

Algunos de los síntomas que aparecen en esta etapa son:
  1. Los dolores y molestias premenstruales en estos años se pueden disminuidos. En cambio, la sudoración o los sofocos se pueden ver incrementados.
  2. Los ciclos se suelen ir haciendo más cortos e irregulares.
  3. Pueden aparecer dolores musculares y pérdida de masa ósea.
  4. La piel va perdiendo vitalidad y elasticidad.

¿Cómo cuidar la piel en esta etapa?

Es en nuestra piel donde los signos de la menopausia se pueden ver más reflejados.

Durante esta etapa la piel tiende a envejecer con una mayor rapidez, pierde hidratación y comienzan a aparecer arrugar con mayor frecuencia. Uno de los efectos más visibles es la flacidez cada vez más apreciable en la piel del contorno de los ojos. Por todo ello, tenemos que mimarla especialmente.

Es tan importante cuidar la piel antes como durante. ¡Más vale prevenir que curar!

Como preventivo, recomendamos Shock, Shock y más Shock. Es una asociación de tres algas que son ricas en todos los aminoácidos esenciales, que aumentan la capacidad de autoreparación de las células de la piel, pelo y uñas evitando por tanto su desgaste y fortaleciéndolos.

No obstante, recomendamos realizarse previamente una analítica para observar los niveles de tiroides.

¿Nuestros aliados? La Emulsión Balsámica al Colágeno, la Base Limpiante Normalizadora y la Solución Especial K.

Estos tres productos deben convertirse en nuestros fieles compañeros. Tanto como preventivos como durante la etapa de la menopausia. Tener una piel cuidada y sana no se consigue en dos días.

No solo se deben realizar terapias para la flacidez o las arrugas una vez estas aparecen. Es importante anticiparse y prevenirlas desde nuestra juventud.

Una de las causas de que aparezcan tan temidas arrugas, líneas de expresión o flacidez, es la disminución de colágeno en la piel. Normalmente la perdida de colágeno empieza a darse a lugar a partir de los 20 años. Y durante la menopausia esta pérdida se incrementa. Una vez dicho esto, es evidente que para que nuestra piel brille con luz propia, el momento de cuidarla es ahora. Aquí es donde la Emulsión Balsámica al Colágeno entra en acción. Pues actúa sobre la piel devolviéndole la tonicidad y elasticidad perdidas, aportando brillo y luminosidad. ¡Y todo ello sin engrasar!  ¿No es para saltar de alegría?

Además, para tener una piel sin impurezas es imprescindible seguir una rutina de limpieza facial. ¿Qué deciros que no sepáis ya? Nuestra almohada no es una galería de arte, así que no tiene que parecerse a un cuadro de Picasso. ¡Desmaquíllate! Para ello, desde los Laboratorios Kapyderm recomendamos el uso de la Base Limpiante Normalizadora. Una vez eliminado el maquillaje, es aconsejable usar la Turba Orgánica para retirar todos los residuos y toxinas que nuestra piel va acumulando a lo largo del día.

Por último, pero no menos importante, os animamos a usar la Crema Especial K de Laboratorios Kapyderm debido a su alto poder nutriente e hidratante. La hidratación es imprescindible para que nuestra piel recupere la luminosidad que ha ido perdiendo.

 

No existen comentarios aún

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


X